Funcionamiento apuestas

A la hora de apostar, es preciso marcarse una forma de funcionamiento para controlar mejor nuestras ganancias y minimizar las pérdidas.
Para explicar el proceso de como llevaré a cabo las apuestas, paso a definir algunos conceptos clave para que podáis entenderlo mejor:

- Bankroll: Es la cantidad de dinero que tenemos para apostar, es decir, el saldo que tenemos en una casa de apuestas, o la suma de varias si se diera el caso. En mi caso, el bankroll inicial será de 100 unidades (euros) y propondré la mejor cuota de cada pronóstico entre varias casas de apuestas, por lo que la posibilidad de conseguir el rendimiento máximo que se le puede sacar a un determinado pronóstico será elevado. Es recomendable no apostar más del 10 % de nuestro bankroll en ese momento para cada pronóstico. El bankroll, irá modificándose a la vez de que consigamos beneficios o pérdidas, de tal manera que aumentará si conseguimos beneficios y viceversa.

- Cuota: Es un índice que nos muestra la cantidad que nos pagará la casa de apuestas por cada euro que hayamos depositado en caso de acertar el pronóstico. A mayor cuota, mayores posibles ingresos. También es una forma de marcar la probabilidad de acierto, ya que en principio a mayor cuota, más riesgo en el pronóstico. Aunque esta probabilidad la marcaremos mejor con el Stake.

- Stake: Es el grado o nivel de confianza que tenemos en un determinado pronóstico. Es decir, el grado de probabilidad de acierto que nosotros le asignamos de forma intuitiva o por nuestro propio conocimiento y confianza.
En mi caso, voy a asignar un stake entre 1 y 5:
  • Stake 1: Muy arriesgado
  • Stake 2: Arriesgado
  • Stake 3: Probable
  • Stake 4: Bastante probable
  • Stake 5: Asequible
A estos grados de stake, le vamos a asignar una cantidad de dinero a apostar. Así pues, en función del stake que elijamos para cada pronóstico, apostaremos una u otra cantidad de dinero:
  • Stake 1: 1 % del bankroll inicial (100 uds)
  • Stake 2: 2 % del bankroll inicial (100 uds)
  • Stake 3: 3 % del bankroll inicial (100 uds)
  • Stake 4: 4 % del bankroll inicial (100 uds)
  • Stake 5: 5 % del bankroll inicial (100 uds)
O lo que es lo mismo:
  • Stake 1: 1 ud
  • Stake 2: 2 uds
  • Stake 3: 3 uds
  • Stake 4: 4 uds
  • Stake 5: 5 uds

Ejemplo:

Apostamos a que gana el Manchester United frente al Newcastle a cuota 2.30. Considero que este pronóstico es de stake 2, porque es algo arriesgado. Así pues, apostaremos el 2% de nuestro bankroll inicial. Como nuestro bankroll es de 100 unidades, estaríamos apostando el 2 % de 100, es decir, 2 uds.

La ganancia neta sería: 2 * 2,30 - 2 (lo apostado) = 2,6 uds


Así pues, nuestro bankroll pasaría a ser de 100 + 2,6 = 102,6. No obstante, como utilizaré un stake en torno a un bank fijo, nuestra próxima apuesta también partiría del bank inicial de 100 uds. Por lo que si apostamos que el Barcelona de basket gana al Madrid de basket, y eso se pagara a cuota 1.62, con un stake 3, ya que considero que sería probable que ocurriera, apostaríamos el 3 % de 100, que es igual a 3 uds.

La ganancia neta sería: 3 * 1,62 - 3 = 1,86 uds, por lo que nuestro próximo bankroll sería 102,6 + 1,86 = 104,46.

En cuanto a las combinadas, el stake lo determinaré a partir de mi juicio y confianza propio. Si por ejemplo hay 3 partidos en la combinada, el stake de la combinada será aquel stake más bajo de los 3 pronósticos. En caso de haber muchos partidos en la combinada, podré poner un stake más bajo ya que consideraré que al haber tantos partidos la posibilidad de acierto es menor.

Todo esto queda exento de que por intuición o confianza plena en un pronóstico o combinada, decida meterle un stake alto (bajo mi responsabilidad), porque considere que es una buena oportunidad de ganar dinero.

- Yield: Es el porcentaje de rendimiento obtenido. Se calcula como: (ganancia neta / cantidad apostada) * 100

En el ejemplo anterior, tras realizar la primera apuesta, nuestro yield sería el siguiente:

(2,6 / 2) * 100 = 130 %, es decir, habremos obtenido un beneficio del 130 % de lo apostado.

Para la segunda apuesta del ejemplo, sería:

(1,86 / 3) * 100 = 62 %

Calculando el yield medio de las dos apuestas, tendríamos:

(4,46 / 5) * 100 = 89,20 %

Este ejemplo se aleja bastante de la realidad, ya que hemos considerado como acertados ambos pronósticos. En el largo plazo, lo normal es que suela permanecer entre el 5 % y el 10 %.


Y a esto me ceñiré para realizar mis apuestas. Este método tiene dos grandes ventajas y un gran inconveniente. Las ventajas es que te permite ser cauto y poder perder varias apuestas seguidas, ya que tienes opción de recuperarte, así como que el hecho de que al ceñirte a una regla de juego, dejarás atrás impulsos o corazonadas que se puedan dar, sobretodo si eres fiel seguidor de un equipo.
El único inconveniente que le veo, es la posibilidad de poder ganar mucho más dinero si se apuesta mayor cantidad de dinero, siempre y cuando, se acierte la apuesta, claro.
La clave estará pues, en la cantidad de nuestro bankroll inicial, ya que cuanto más alto, mayores serán los beneficios.


1 comentario:

  1. Queda todo más que claro, y no es nada fácil ya que se encuentra cada explicación por ahí que tela.

    ResponderEliminar